Ruta de 7 días por Italia: Verona, Venecia, Florencia y Milán

Ruta de 7 días por Italia:  Verona, Venecia, Florencia y Milán

Este pasado verano nos hemos recorrido una cachito de la bota de nuestros amigos italianos. Por un sinfín de razones volvería a visitar Italia.

El idioma fácil de entender para nosotros, la gastronomía, el clima, su historia, su gente, … y además de todo esto, ¡está muy cerca de España!.

Italia es ideal para escapadas en cualquier época del año y vacaciones de verano si no llevas mal el calor de estos meses.

Para desplazarte por Italia utiliza el tren sino quieres alquilar coche. Yo compro los billetes a través de la web  goeuro.es de manera muy sencilla y sin complicaciones, sobretodo si tus destinos son las ciudades más conocidas del país.

Visitar a mi amiga Mary en su tierra en una ocasión tan especial como su boda y disfrutar de la hospitalidad de los italianos fue el mejor comienzo para mi ruta de 7 días por Italia este verano. ¡No podía comenzar mejor!

Partimos de su pueblito en el norte de Italia, Padernello, rumbo a la coste este del país, hacemos un alto en el camino para disfrutar de la ciudad del amor, Verona. Os detallo la visita a la ciudad en nuestro primer día de la ruta por Italia:

Día 1: Verona, mucho más que Romeo y Julieta

Vista del Castillo de San Pietro en Verona, desde donde obtener las vistas de Verona.
Vista del Castillo de San Pietro en Verona, desde donde obtener las vistas de Verona.

Después de visitar esta bella ciudad nos dirigimos a Venecia, única y tan especial que tienes que visitarla al menos una vez en la vida.

En Venecia nos alojamos muy cerca de la estación de trenes. Como os comento en la entrada, es una gran idea porque dejas tu equipaje y comienzas el recorrido bordeando el Gran Canal acercándonos a la bellísima Plaza de San Marcos.

Remarco de nuevo la idea de utilizar el transporte público porque si además tu idea es visitar Venecia, recuerda que la ciudad es totalmente peatonal.

Día 2, 3 y 4: Tres días en Venecia

Vista de la Catedral de San Marcos en Venecia.
Vista de la Catedral de San Marcos en Venecia.

Venecia me apasiona. En estos tres días disfruté de recorrer la ciudad, visitar alguna de sus islas como Murano, Burano (con sus casas de colores) e incluso de la playa en Venecia, en el Lido de Venecia.

Día 5 y 6: Florencia

Los dos siguientes días los dedicamos a Florencia. Otra de los must de Italia. Para los amantes del arte es su ciudad.

Te embelesa con su historia y museos inluso al aire libre.

El Ponte Vecchio. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Florencia.
El Ponte Vecchio. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Florencia.

Día 7: Un paseo por Milán

Nuestro viaje termina donde comenzó, en Milán.

Si buscas información de Milán te llevarás la idea de aún siendo la ciudad da la moda poco más ofrece, una ciudad fea,  “sin nada”, si bien es verdad que comparada con las anteriores no tiene nada que ver; en mi opinión, la Catedral es increíble y se disfruta de un agradable paseo por sus calles.

En particular, el paseo desde el Duomo de Milán hacia el parque Sempione haciendo parada en el Castillo Sforzesco es muy recomendable.

Y aquí terminó nuestro viaje a Italia de este verano, que nos dejó con muchas ganas de más. Volveré pronto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *