Archivo de la categoría: Portugal

Cabo da Roca

Visita el Cabo da Roca: Extremo occidental de Europa

En esta entrada os cuento qué ver en la visita al Cabo da Roca, una parada que sin duda  tienes que realizar si estás en la zona de Sintra.

Onde a terra acaba e o mar começa –  Luís de Camões

“Donde la tierra acaba y el mar comienza” así  definió el poeta portugués este lugar.

Qué ver en el cabo da Roca

El Cabo de la Roca se encuentra a 18km de Sintra y a 40km de Lisboa, inmerso en el Parque Natural de Sintra-Cascais.

Estás en el extremo más occidental de Europa,  antiguamente el Cabo da Roca se consideraba fin del mundo.

Como curiosidad, durante tiempo se pensó que el Cabo de Finisterre era dicho extremo, 15km más al oeste, encontramos el Cabo da Roca.

Latitude: 38º 47′ NORTE

Longitude: 9º 30 OESTE

Altitude: 140 ACIMA DO NIVEL MEDIO DAS AGUAS

Encontramos sus datos de localización y altura sobre el nivel del mar en el monumento dónde todo turista se hace la típica foto.

Monumento Cabo da Roca
Monumento Cabo da Roca

Seguro que queréis echar un vistazo al mapa. Visita el Cabo da Roca en Lisboa: 38° 46′51″N 9°29′54″O

Como características destacada cuenta con un espectacular acantilado que eleva 140 metros sobre el nivel del mar y un viento que no da tregua en ninguna estación del año.

Si observáis la foto se aprecia el fuerte viento que azota la zona.

Un  paisaje un tanto desolador y es que no se encuentra mucho rastro de civilización, lo que en ocasiones deseamos.

Encontraréis el faro, que lo acompaña en funcionamiento desde el 1772, una cafetería y la típica tienda de souvenirs.

Faro Cabo da Roca
Faro Cabo da Roca, no pasa desapercibido por su  llamativa cúpula roja, es el tercer faro más antiguo de Portugal

Lo mejor sin duda es el paisaje natural con el que cuenta y lo que más disfruté.

El océano es bravo en esta zona y rompe con fuerza. Las formaciones rocosas típicas de la costa Portuguesa, se aprecian desde lo alto del acantilado.

Panorámica Cabo da Roca
Panorámica Cabo da Roca

Características del Cabo da Roca

  • Extremo más occidental de Europa.
  • Altura de los acantilados: 140 metros sobre el nivel del mar.
  • Normalmente en la zona sobre viento fuerte.
  • Para los que os guste el senderismo tenéis rutas definidas en esta zona de Cabo da Roca: Rutas de senderismo de varias dificultades

Torre de Belém

Visita la Torre de Belém

Situada en el barrio de Belém, se erige la Torre de Belém,  otro de los monumentos de película en Lisboa.

No pasa desapercibida en la orilla del Tajo esta Torre, la que fue parte del proyecto de fortificaciones defensivas del estuario del Tajo. La Torre mantiene su grandeza ahí en la orilla.

Inicialmente iba a estar rodeada completamente por el agua, pero poco a poco gana terreno la orilla y parte de ella se encuentra comunicada por tierra.

El acceso a la Torre de Belém es por esta zona más seca y dónde se levanta una pasarela que da acceso a aquellos que quieren visitar su interior.

La típica foto de la Torre será con esta pasarela llena de gente haciendo cola para acceder al interior.

Vista de la Torre de Belém desde el exterior
Vista de la Torre de Belém desde el exterior. Se observa la pasarela que da acceso al interior.

En mi opinión su belleza está en el exterior y si no puedes acceder por tiempo, sí te recomiendo dedicar un tiempo a observarla desde el exterior.

Exterior de La Torre de Belém

De estilo manuelino,  fue construida entre 1515 y 1519.

La conforman la torre y el baluarte. Levanta cinco pisos y está esculpida en piedra con galerías y torres de vigilancia, almenas en forma de escudos.

Detalle de las almenas en la Torre de Belém
Detalle de las almenas en la Torre de Belém.

Sobresalen garitas cilíndricas coronadas por cúpulas adornadas en piedra con forma de gajos de naranja.

La Cruz del Orden de Cristo en los escudos y también  en sus balcones.

Cruz de la Orden de Cristo
Observamos la Cruz de la Orden de Cristo en sus balcones.

Cuerdas esculpidas en piedra y elementos naturalistas, como un rinoceronte, alusivos a los descubrimientos en ultramar.

Os dejo este vídeo que cuenta resumidamente la historia y detalles del exterior e interior de la Torre de Belém.

Enlaces de interés

Visita el Palacio da Pena

Visita el Palacio da Pena

Visita imprescindible si andas por la zona. Sintra y el Palacio da Pena te esperan para asombrar.  Planifica tu visita al Palacio da Pena, te llevarás un auténtico recuerdo lleno de colorido.

Y es que entre los tonos verdes en la colina donde se encuentra, corona el Palacio da Pena. Se realza entre estos tonos los colores de este particular castillo: amarillo, azules, rojo teja.

Máxima expresión del romanticismo del siglo XIX de Portugal.Un palacio de cuento para que te adentres en una pura fantasía.

En esta entrada te cuento la ruta exterior por el Palacio da Pena, puntos de interés que no pasarán inadvertido y cómo

¿Qué ver en el Palacio da Pena?

Los jardines

El palacio cuenta con unos jardines tan espectaculares como lo es el propio castillo.

Si estás en buena forma física y con tiempo para tu visita, inicia el ascenso desde los jardines que resulta sin prisa un agradable paseo. Los jardines cuentan con una extensión de unos 70 kilómetros.

No ambiciosos en nuestra visita damos un paseo por este maravilloso jardín inglés en los alrededores del palacio.

Jardín rodeando al Palacio da Pena.

El Palacio da Pena

Si bien se podrían definir dos rutas en la visita al Palacio, una interior y otra exterior, nos centramos en esta entrada en la exterior.

En el recorrido por el exterior del Palacio,  llama nuestra atención la Puerta Monumental, puerta en forma de arco que nos da la bienvenida a la recepción del Palacio da Pena.

Puerta Monumental, arco que da acceso al Palacio da Pena
Puerta Monumental, arco que da acceso al Palacio da Pena

Se atraviesa el puente levadizo tras cruzar la Puerta Monumental y te encuentras en la Terraza del Tritón.

Entre los detalles que no pasarán inadvertidos a tus sentidos se encuentra el Pórtico del Tritón.

En mi opinión una de las zonas que genera más fantasía.

Figura mitológica en el Portico del Tritón.

Adornando uno de los balcones del convento una figura imposible, un relieve híbrido entre pez y hombre que sale de una concha y cuyos cabellos se convierten en un tronco y se fusionan a la vez con el cuerpo del personaje.  Sostiene con su espalda este maravilloso balcón.

Bajo esta ventana de nuevo un arco nos da paso al Patio de los Arcos, desde dónde tienes una vistas increíbles de la sierra de Sintra.

La panorámica se vuelve impresionante si bordeas el palacio por el Paseo de Ronda.

Patio de los Arcos
Patio de los Arcos. Vista desde el Paseo de Ronda.

¿Cómo llegar al Palacio da Pena?

Una vez en Sintra, puedes ir en coche o en autobús. El palacio se encuentra en lo alto y  el desnivel es pronunciado.

Y tanto si utilizas una  opción u otra el ultimo tramo (unos diez minutos) se tiene que hacer a pie o utilizar un microbús,  cuesta unos 3 euros ida y vuelta.

  • En coche: intenta aparcar lo más cerca posible de la entrada, no es tarea sencilla ya que es un lugar muy concurrido. Hay diferentes parking en el ascenso al palacio. Verás hilera de coches aparcados en el arcén.
  • En bus: localiza la Oficina de Turismo de Sintra y ahí coges el nº 434. El bus lleva hasta una explanada donde se encuentra la puerta que da acceso al Palacio y al Jardín da Pena.

Enlaces de interés

Algarve en coche 4 días

Ruta en coche por las playas del Algarve. Cuatro días.

En esta entrada planifico una ruta en coche por las playas del Algarve. Cuatro días intensos por la zona sur de Portugal.

Nos esperan sol, arena, rocas, acantilados, agua del mar, conchas, paseos, sonrisas, buena comida. El resumen de unas maravillosas vacaciones en la costa.

Y empezamos. Leyendo y releyendo para preparar las vacaciones y es que he decidido visitar el Algarve y para disfrutar al máximo, un poco de planificación no viene nada mal.

El Algarve son 170 km de costa  desde la frontera con España al límite con el Océano Atlántico. Bien, tenemos cuatro días por delante para descubrir este paraíso de playas y acantilados.

La ruta que planifico comienza cerca de la frontera con España hasta la zona más occidental del Algarve, recorremos la Ría Formosa, Lagos y Portimao.

Día 1: Isla de Armona, Ría Formosa

Esta zona fue una auténtica sorpresa. Mi reserva del alojamiento fue en un lugar un tanto alejado de lo típico en la zona del Algarve. Pero lo que había leído de esta zona me dio el palpito que sería sorprendente.

Y así fue, nos alojamos en Fuseta, un pueblito pequeño con su aire y costumbres de pueblo pesquero portugués. El alojamiento es barato y el lugar pintoresco y muy tranquilo.

Mi recomendación es visitar la zona de la Ría Formosa. De manera que puedes visitar cualquiera de las islas que pertenecen a este paraíso. Cinco islas, de este a oeste: Cabanas, Tavira, Armona, Culatra y Barreta; estas son las islas que forman la Ría Formosa. Es imprescindible en tu viaje visitar alguna de ellas.

En mi caso, y absolutamente encantada con la zona, Fuseta nos dio la oportunidad de acceder a la Isla de Armona.

Arenales casi vírgenes, absolutamente increíble. El acceso en ferry de apenas 15 minutos desembarca en la Isla. Ya sólo te queda disfrutarla al máximo.

Isla de Armona, Algarve

Día 2 y 3: Las playas de Layos

Nos despedimos de la Isla para ir a visitar Lagos. Lagos tiene unas bonitas calas y una playa inmensa.

De manera que dedicamos un día a realizar una ruta por las calas de la zona: la Playa dos Estudantes, la Playa do  Pinhao, la Playa Dona Ana y terminamos la tarde viendo el atardecer en la Playa do Porto de Mós.

Son todas preciosas y ni los lugareños se decantan por una concreta.  Cada una tiene su encanto. Yo me decanto por Pinhao, tiene algo especial, pequeña, muestra toda su belleza cuando te sientas frente al océano en su arena.

Las playas de Lagos

El día siguiente lo dedicamos a relajarnos en Meia Praia, 4 kilómetros de playa que son la continuación natural de la playa de Alvor. Perfecta para pasar un día playero en toda regla.

Día 4: Portimao

Y ya en Portimao, resaltar para los que buscan barullo han de alojarse en la zona de costa con su famosa playa da Rocha.

El centro de Portimao es muy tranquilo y se mantiene alejado del turismo.

Portimao, Algarve

Y aquí terminamos la ruta en coche por las playas del Algarve, con ganas de volver porque nos han quedado sitios por visitar, pero creo que ha sido muy completa y la he disfrutado al máximo.

 

Portimao, Algarve

Portimao, Algarve

Portimão, es la región del Algarve de los contrastes,  y es que cuenta con un núcleo urbano alejado del turismo masivo y su zona de costa con una de las playas más famosas y concurridas de la costa sur portuguesa, la Playa da Rocha.

A la hora de elegir el alojamiento en Portimão ten en cuenta lo anterior. El centro es muy tranquilo y podrás encontrar la calma de una localidad portuguesa que deja de lado el turismo. Los alojamientos en esta zona son más baratos.

Elegí un sitio en el centro, muy acogedor, con un gastrobar justo debajo, algo que le daba un toque especial, Casa da Tocha, para viajeros independientes.

En esta zona destacaría un paseo a la orilla del río, la vista del río Arade es realmente bonita.

La jarana se encuentra en la Playa da Rocha. Se encuentra a unos 4 kilómetros del centro.

Os cuento en detalle la playa  da Rocha y qué hacer en ella para disfrutar al máximo de las opciones que ofrece.

Playa da Rocha

Como  os contaba el barullo lo encontramos en la Playa da Rocha, y es que hasta aquí llegan de toda la zona del Algarve buscando una de las más famosas playas, la Playa da Rocha.

Playa, sol y vida nocturna, con todo tipo de entretenimientos, es ideal para quien busca un ambiente vibrante todo el día y noche.

Playa da Rocha, Portima. Algarve.
Playa da Rocha, Portima. Algarve.

Tengo que decir que no ha sido de mis favoritas en esta ruta por la masificación, pero disfrute el día como una niña y os cuento el motivo.

Yo no soy de extender la toalla y tumbarme al sol sin explorar el lugar. De manera que arrojo mi toalla y mochila en hombros nos vamos  a ver qué ofrece este arenal.

La playa en sí cuenta con una extensión importante de arena fina. Como puedes observar hay mucha gente. Cuenta con instalaciones deportivas para la práctica de baloncesto, fútbol y voleibol, además de las típicas actividades acuáticas.

Lo mejor es que puedes continuar y visitar las playas vecinas, si la marea todavía te lo permite. Has de moverte hacía la derecha mirando al mar, de esta manera accederás a la Playa dos Tres Castelos. 

Playa dos Tres Castelos

El acceso a dos Tres Castelos sería a continuación de la playa da Rocha desde la misma playa si la marea nos lo permite o  descender las escaleras desde el Mirador dos Três Castelos.

‘Tres Castelos’, y es que tres, son las rocas que permanecen aún invencibles al retroceso de la línea costera, de la erosión de los vientos y el mar.

Playa dos Três Castelos, Portimao, Algarve, Portugal.
Playa dos Três Castelos, Portimao, Algarve, Portugal.

Esta menos masificada que la anterior, de arena y aguas de similares características a su vecina da Rocha.

Entre sus rocas, sortear turistas y jugar entre los arcos que conformar se convierte en un juego imprescindible.

Playa do Três Castelos, Portimao, Algarve, Portugal.
Playa do Três Castelos, Portimao, Algarve, Portugal.

Si continúas la playa, acercándote a la Playa do Vau te puedes embadurnar de arcilla. Paseando encontrarás gente que vuelve untada de ella.

La Playa do Vau se encuentra continuando esta línea de costa que estamos trazando, y es bien conocida por las propiedades medicinales de su arcilla.

Vuelta a Playa da Rocha…

Después de nuestro paseo, comentaba que me lo pasé en grande, y es que me gusta andar, un baño y seguir caminando, secarme al sol  en el camino…

Vuelta a da Rocha, despistada yo y mi compañía no localizabamos las pocas cosas que dejamos en la arena. El típico consejo de tomar la referencia, pasa fugaz por mi cabeza y me puede el ansia de explorar.

Por fin, nuestras toallas. Comer algo bajo el sol del Algarve, una siesta, un baño refrescante en las aguas del Átlántico.

En nuestra retirada nos acercamos a una de las discotecas por excelencia de la vida nocturna, Blanco, y ni tan mal. Hasta las nueve entrada libre y podéis ver que no se estaba nada mal.

A pie de playa…

Discoteca 'Blanco' en Playa da Rocha, Algarve.
Discoteca ‘Blanco’ en Playa da Rocha, Algarve.
Rubén y Bea, después de un largo día...
Rubén y Bea, después de un largo día…

Las playas de Lagos

Visita las playas de Lagos, Algarve

Te has alojado en Lagos o tienes pensado y obviamente quieres visitar sus playas.

Bien, Lagos cuenta con, a mi parecer, las calas más bonitas de la zona. Si os contaba en el post anterior que descubrí las playas más bonitas del Algarve en la Ría Formosa, en esta entrada os hablo de las calas más bonitas del Algarve.

Si eres más de calas, esta sería una zona estupenda como base para descubrir calas de agua azul turquesa, cuevas y acantilados. Puedes hacer kayak, snorkel y un montón de actividades acuáticas.

Y es que si le preguntas a un lugareño cuales son las más bonitas te dirá: ‘todas, cada una tiene su encanto’. Bien tienen razón, pero por desgracia casi siempre tenemos tiempo limitado. Lo cierto es que las calas están unas muy cerca de otras de manera que es sencillo ver prácticamente todas.

Os cuento cómo son estas pequeñas calas y playas y cómo hacer la mejor ruta para ver lo máximo posible o qué decidas  en cual de ellas quieres arrojar tu toalla de playa.

La ruta de playas de un día nos lleva a ver la Playa dos Estudantes, la Playa do  Pinhao, la Playa Dona Ana  y terminamos la tarde viendo el atardecer en la Playa do Porto de Mós. 

Playa do Pinhão

Es una cala pequeña pero con muchísimo encanto, de mis favoritas.

El acceso es desde un sendero muy fácil y descenderás por una escalinata de madera. Las vistas desde el acantilado ya son preciosas.

Si has venido en coche, hay sitio para aparcar de manera gratuita, no te quedes en el parking de la playa de los Estudiantes, que esa sí es de pago y está muy cerca una de la otra.

Vista desde el acantilado de camino a la playa de Pinhao, Lagos. Algarve.
Vista desde el acantilado de camino a la playa de Pinhao, Lagos. Algarve.

Escondida entre acantilados encontramos un rincón maravilloso del Algarve portugués. El arenal es pequeño y forma un arco natural en la parte más al fondo (más cerca de la playa Doña Ana) que si no llevas sombrilla te hará un gran favor. Además que hay menos gente, esa parte me encanta.

Como siempre en estas playas… atención a la marea.

En esta playa no hay chiringuitos, de manera que llevad para comer si habéis pensado quedaros a pasar el día o la otra opción es pasar la mañana aquí y cruzar a la playa de Doña Ana que sí tiene.

Mi recomendación es llevar algo para picar. ¡Una ensalada, algo de fruta y a seguir explorando!

La playa de Doña Ana

Esta es una de las más famosas del Algarve, por ese motivo si es verano la encontraréis llena de gente.

El acceso a esta playa se puede hacer para los aventureros a través de la Playa de Pinhao, si la marea está baja es más fácil cruzar. Sino, hay un sendero, el mismo que utilizamos para acceder a Pinhão, continua hasta la Playa de Doña Ana.

Vista desde el sendero de la Playa Doña Ana, Lagos. Algarve.
Vista desde el sendero de la Playa Doña Ana, Lagos. Algarve.

Esta playa es muy famosa por las diferentes formas rocosas que se han ido conformando con la erosión de los vientos y las aguas del atlántico. Algunas están en la misma playa, pero las más llamativas están en el agua.

Vista de las formaciones rocosas en la playa de Doña Aña, Lagos. Algarve.
Vista de las formaciones rocosas en la playa de Doña Aña, Lagos. Algarve.

Cuenta con un mirador desde donde poder apreciar las formaciones rocosas. Este atractivo turístico la hace estar llena de gente.

Como podéis ver se preparan excursiones en kayak para admirar desde el mar lo que la naturaleza conforma: grutas, cuevas y barrancos os esperan. Multitud de ellos puedes observar en un continuo ir y venir.

Hay solo un restaurante, podéis haceros una idea de como se pone a la hora de comer. Mi recomendación vuelve a ser algo sencillo para comer en la playa. El restaurante siempre está ahí para un helado o un refresco.

Esta playa tiene menos oleaje que otras de la zona al estar más resguardada por los acantilados.

Nosotros comimos aquí y después de una pequeña siesta seguimos la ruta hacia los acantilados de la Punta da Piedade.

Playa do Porto de Mós

Terminamos la tarde en esta playa. A la Playa do Porto de Mós fuimos en coche al seguir la ruta después de ver los acantilados que ya os contaré en otra entrada.

Hay aparcamiento gratuito, pero está muy lleno. Con paciencia o suerte encuentras hueco.

LLegamos para el atardecer.

Playa Porto de Mós al atardecer, Lagos. Portugal.
Playa Porto de Mós al atardecer, Lagos. Portugal.

Es ideal para pasear al ser más extensa que las anteriores, unos 850 metros. Se practican también diferentes actividades acuáticas que se contratan en la misma playa.

Y fue el momento para jugar como niños.

Jugando en playa Porto de Mós, Lagos. Portugal.
Jugando en playa Porto de Mós, Lagos. Portugal.

Características de las playas del Algarve

  • El agua está bastante fría, o eso dicen a mi me parece que refresca y es buenísima. Agua muy limpia colores turquesa.
  • Olas bastante fuertes que rompen en la orilla en muchas de ellas. ¡Atentos no perder el bañador en ola que viene, ola que va!
  • Muchas conchas en la orilla, al entrar al agua cuidado con los pies.
  • Preciosas.

Isla de Armona, Algarve

Visita la Isla de Armona

La Isla de Armona es una de las islas barreras pertenecientes al Parque Natural de la Ría Formosa. 

Esta es la zona que considero imprescindible en la visita al Algarve, es menos turística, algo que añade un extra a su favor.

El Parque  de la Ría Formosa está protegido por cinco islas barrera:  la Isla Barreta también conocida como Ilha Deserta, la Isla de Culatra , la Isla de Armona, la Isla de Tavira y la Isla de Cabanas.

En esta entrada os cuento mi experiencia en esta zona en la que para mi se encuentran las mejores playas del Algarve.

Descubro la Isla de Armona, un arenal de unos 8 kilómetros que cuenta con playas a la Ría y al océano Atlántico.

¿Cómo llegar a la Isla de Armona?

Los turistas que llegan a este paraíso pueden hacerlo desde Olhão o desde Fuzeta.

La duración del trayecto en ferry desde  Olhão a la Isla de Armona es de unos 15 minutos. El precio 3,70 euros. Llegarás a playa de Armona.

Desde Fuzeta no llega el trayecto ni 10 minutos. El precio ida y vuelta 1,8 euros. Se llega a la playa de Fuseta.

Ferry de Fuseta a la Isla de Armona. Algarve, Portugal.

Mi experiencia en la Isla de Armona

Me alojé en Fuzeta, un pueblo pequeño entre Tavira y Olhão. Nada que ver a la invasión turística de otras zonas del Algarve. Fuzeta cuenta con un paraíso en la localidad situado en la Ría Formosa.

No hay mucho alojamiento en Fuzeta por ser pequeño y no tan turístico como sus localidades vecinas Tavira y Olhão. Es ahí donde radica parte de su encanto, si llegas de noche como nosotros,  te preguntarás dónde has ido a parar, escondido rincón en el Algarve…

Ahí están sus ventajas, aparcamiento más sencillo de encontrar, pintoresco lugar dónde la decadencia se hace presente en sus fachadas.

Y entonces despiertas, coges el ferry y empiezas a disfrutar de una excursión que merece la pena. Un lugar idílico.

Barcas en el puerto de Fuzeta, Ría de Formosa. Algarve, Portugal.
Barcas en el puerto de Fuzeta, Ría de Formosa. Algarve, Portugal.

Un pequeño embarcadero nos da acceso a la isla.

Embarcadero Isla de Armona, Fuzeta. Algarve, Portugal.

Una playa de arena blanca y de agua cristalina. Un arenal con una extensión ideal para un largo paseo, para broncearse, para divertirse con sus olas rompiendo en la orilla, …

Todas las islas barrera  son de características similares, pero esta suma a su belleza estar en gran parte virgen.

Cuenta con tres playas, la playa de Fuzeta, la playa da Barra da Fuzeta y la playa de la Isla de Armona que se accedería por Olhão.

La zona frente al embarcadero lleva a los chiringuitos y a la playa, este área es la más concurrida, aún así no encontrarás problema para colocar la toalla.

Vistas de la playa de Fuseta desde el chiringuito.

Además los chiringuitos son de unos precios muy asequibles, (nada que ver con los abusos de otras zonas más turísticas).

Puedes tumbarte a tomar algo frente al mar escuchando música chill out.

Ruta en la Isla de Armona

Si has llegado desde Fuseta y te gusta andar por la playa como a mi, esta es una perfecta para ti.

LLegamos por la mañana y dejamos las toallas en la zona cerca del chiringuito. Cuidado con la marea, si tardáis mucho en volver y queréis volver a ver vuestras cosas dejadlas a una distancia razonable de la orilla.

Andamos hacia el lado izquierdo (mirando al océano), este paseo nos llevó hasta la playa da Barra. No hay que andar demasiado para encontrarse en una playa prácticamente vacía, preciosa.

Playa da Barra, Isla de Armona. Algarve, Portugal.

Características de la Isla de Armona

  • Una de las  5 islas barrera, perteneciente al Parque Natural de la Ría Formosa.
  • Arena blanca y aguas cristalinas.
  • Olas considerables en la playa de Fuzeta, zona atlántica.
  • Aguas mucho más tranquilas en la zona de la Ría, playa da Barra da Fuzeta.
  • Preciosa.

Lisboa, mucho más personal

planificatuvisita.com visita Lisboa en escapada de fin de semana.

Esta vez Ana, Carmen, Cris y yo vamos de aventura  a la capital del país vecino.

Y describo la ciudad en modo borrador de esta manera, cierro los ojos y pasan en modo fotograma por mi mente: tranvías, empedrados, tuk tuks, callejuelas, cuestas empinadas, miradores, colores, luz, reflejos, puente, Tajo, plazas, bacalao, pasteles, nata, sardinas, ummm…empiezo a tener hambre.

Abro y cierro y pienso en su historia: terremoto, incendios, dictadura,  claveles,…

¡Vamos con la entrada que no empezamos!

Visita Lisboa

En nuestra visita a Lisboa nos hemos alojado en pleno Barrio Alto muy cerca del Elevador da Gloria.  

Elevador da Gloria, Barrio Alto. Lisboa.
Elevador da Gloria, Barrio Alto. Lisboa.

LLegamos de noche como viene siendo habitual en mis viajes, de manera que buscamos algún sitio dónde cenar y damos un paseo para inspeccionar el lugar.

Hemos llegado en plena celebración del día de San Patricio, parece que en Lisboa también adoptan todo tipo de celebración. Las callejuelas están llenas de gente bebiendo y charlando.
¡Empezamos a sentirnos como en casa!

Bajamos la Rua de la Misericordia atravesando el Largo Trindade Coelho,  (volveremos a él más tarde).

Largo Trindade Coelho, Lisboa
Largo Trindade Coelho, Lisboa

Hemos llegado a un pequeño puente desde el cual vemos una calle cuyo asfalto está pintado de rosa. El bullicio de la gente en la calle atrae nuestra atención y nos vemos inmersas dentro de él.

Os dejamos tomando una morangoska en la Rua Nova do Carvalho, una de las calles con más vida nocturna de la ciudad junto con los más de 250 bares de las callejuelas de Barrio Alto.

Ruta por Lisboa: Barrio Alto y Chiado, la Baixa, la Alfama y la Mouraria

Despertamos y vamos de turisteo. Nuestra ruta por Lisboa nos llevará por los barrios principales de la ciudad. Partimos de Barrio Alto y visitamos Chiado, la Baixa, la Alfama y la Mouraria.

Barrio Alto y Chiado

Bea, Ana, Carmen y Cris, de fondo el famoso tranvía número 28. Plaza de Chiado, Lisboa.
Bea, Ana, Carmen y Cris; de fondo el famoso tranvía número 28. Plaza de Chiado, Lisboa.

Apasionada de los free tour porque siempre me han dejado buen sabor de boca y por ese contar la historia de aquella manera. Un saludo a todos aquellos que dedican su tiempo a este menester.

Nos ha ayudado Sergio a conocer más ágilmente la ciudad. Y con paciencia intenta no perder a nadie del grupo. Tarea complicada la suya.

Free tour Lisboa.

Nos lleva a cuestas entre Plazas y Largos, entre callejuelas empedrados, entre estatuas de escritores, poetas y reyes.

Y nos llama chica, chico…

Se escucha: ‘baila conmigo’

Largo de Chiado

En el Largo de Chiado Antonio Ribeiro parece que nos está vacilando. No es sólo a nosotros, ya en su época imitaba a todo personaje importante.

Antonio Ribeiro Chiado. Largo do Chiado, Lisboa.
Antonio Ribeiro Chiado. Largo do Chiado, Lisboa.

Y es imposible no hacer de turista y no posar con Fernando  Pessoa en la cafetería ‘A Brasileira’.

Con Fernando Pessoa en la terraza de la cafetería ‘A Brasileira’. Largo do Chiado, Lisboa.
Con Fernando Pessoa en la terraza de la cafetería ‘A Brasileira’. Largo do Chiado, Lisboa.

Elevador de Santa Justa

Y vimos Lisboa desde lo alto del elevador de Santa Justa.

Vistas de Lisboa desde el elevador de Santa Justa. Lisboa.
Vistas de Lisboa desde el elevador de Santa Justa. Lisboa.

La Baixa

Y vemos Lisboa desde abajo del elevador de  Santa Justa. Descendemos y separando Barrio Alto y la Alfama nos encontramos en la Baixa Pombalina.

LLega el turno de grandes plazas, empezamos por el Rossio. En uno de sus laterales, en un minúsculo bar tomamos una ginja, Un licor de cerezas artesanal en un diminuto bar.

Tomamos chupito de ginjinha y seguimos ruta.

Y en este mismo lateral, uno de los edificios religiosos más curiosos y perturbadores de Lisboa, la iglesia quemada de Santo Domingo. 

Nosotras que somos curiosas, entramos.

Iglesia quemada de Santo Domingo. La Baixa. Lisboa
Iglesia quemada de Santo Domingo. La Baixa. Lisboa

Y en las cercanías de la plaza, en la calle Rua dos Sapateiros el primer animatógrafo de la ciudad, el Animatógrafo do Rossio creado a finales de 1907.

Animatógrafo do Rossio, en la Baixa. Lisboa.
Animatógrafo do Rossio, en la Baixa. Lisboa.

Y descansamos un poquito…

Descanso del free tour tomando una Sagres en la Baixa, Lisboa.
Descanso del free tour tomando una Sagres en la Baixa, Lisboa.

Después de una Sagres se hace la ruta más llevadera…

Bebiendo una Sagres en la Baixa, Lisboa.
Bebiendo una Sagres en la Baixa, Lisboa.

Plaza del Comercio

Y cruzamos el Arco del Triunfo…

Que las virtudes de los más grandes sean una enseñanza para todos

Fin del Free Tour, Carmen, Bea y Ana. Plaza del Comercio, Lisboa.
Fin del Free Tour, Carmen, Bea y Ana. Plaza del Comercio, Lisboa.

Nos acercamos al Tajo. Tenemos tiempo para un breve recreo, es el momento de… foto, y ya da igual el encuadre, si la orientación es la correcta, la iluminación, …

Nosotras, de fondo el Tajo, el puente del 25 de Abril, Lisboa.
Nosotras, de fondo el Tajo, el puente del 25 de Abril, Lisboa.

Hemos llegado a nuestro mediodía español, las 15 de la tarde!. Andabamos hambrientas y sedientas.

La Alfama

Dejamos la Baixa y volvemos a subir, en el ascenso por la Alfama encontramos Santa Rita.

Hay mucha gente en  la puerta, el nombre hay que averiguarlo en el interior porque en la fachada no hay rastro de él. Santa Rita, un restaurante sencillo pero la comida está riquísima y de precio muy económico.

Comimos un bacalao con nata ummm… qué rico!

Bacalao con nata, a la portuguesa. Comida en Santa Rita, la Alfama en Lisboa.
Bacalao con nata, a la portuguesa. Comida en Santa Rita, la Alfama en Lisboa.

Nos despide este señor que nos hizo hueco en el restaurante y nos atendió con su mejor sonrisa. Bien simpático, ¡no hay más que verlo!

Comida en Santa Rita, Lisboa.
Comida en Santa Rita, Lisboa.

Y nos fuimos de parranda por la Alfama a escuchar algo de fado, uy qué muy alegre no es el fado.

Intimo y triste el fado canta a lo que pudo ser…

Escuchemos algo de fado.

Y fuimos de mirador en mirador haciendo amigos, y es que no parece que nos haya afectado mucho al estado de ánimo escuchar algo de fado.

Mirador Portas do Sol.

Barrio de Mouraria

Y los perdimos en enrevesadas callejuelas en el barrio de la Mouraria.

Parece que todo el fin de semana albergaba algún tipo de evento.

Festival Holy en el Mercado De Fusão, barrio de la Moureria, Lisboa.
Festival Holy en el Mercado De Fusão, barrio de la Moureria, Lisboa.

Es hora de regresar a nuestro alojamiento.

Es cuando volvemos a pasar por el Largo Trindade Coelho. Nos espera TOMI, una plataforma digital creada y pensada para quién visita la ciudad, y que nosotras la disfrutamos como niños.

Visita Lisboa, la Alfama, hasta el anochecer

Visita Lisboa, La Alfama. Hasta el anochecer…

Nos hemos dejado para para la tarde uno de los barrios más auténticos de la ciudad de Lisboa. Tu visita a Lisboa estaría incompleta sin recorres sus calles.

Hemos recobrado fuerzas para adentrarnos en Alfama. Preparados para el ascenso.

La Alfama

Mezcla de culturas que aguantaron el terremoto que destruye la ciudad de Lisboa.

Anduvieron judíos, cristianos y mulsumanes por sus calles. Uno de los barrios más tradicionales y antiguos de la ciudad.

Nuestra ruta por Alfama está llena de miradores, callejuelas y cuestas empinadas que recompensan el ascenso con vistas maravillosas. Pasaremos por el Castillo de San Jorge que se levanta en la cima que lleva su nombre y continuaremos ruta.

Vista Castillo de San Jorge, Lisboa.
Vista Castillo de San Jorge, Lisboa.

Porque dicen que Lisboa se sabe bonita y se llenó de miradores para deleitarse de ella misma nos detendremos en más de uno.

Hemos tomado Rua Limoeiro. Pararemos en el “Miradouro das Portas do Sol” y  “Miradouro da Santa Luzia”.

Mirador Puertas del Sol

Miradouro das Portas do Sol, barrio de Alfama. Lisboa.
Miradouro das Portas do Sol, barrio de Alfama. Lisboa.

Paleta de colores pasteles en las fachadas de Alfama, entre las que asoma su cúpula la Iglesia de San Vicente de Fora (se levantó en honor al santo, San Vicente, patrón oficial de Lisboa).

Se obtiene desde este punto la mejor perspectiva del barrio de Alfama. Lleno de turistas que reposan en el ascenso, es un buen momento para tomar unas fotos mientras escuchas música en vivo.

Música en vivo en el Mirador de "Portas do Sol", Lisboa.
Música en vivo en el Mirador de “Portas do Sol”, Lisboa.

Mirador de Santa Lucía

Destaca del “Mirador de Santa Luzia” un coqueto jardín, que en los días de calor o sol intenso refugia bajo sus parras a los visitantes.

Turistas en el Mirador de Santa Lucía, Lisboa.
Turistas en el Mirador de Santa Lucía, Lisboa.

Castillo de San Jorge

Entre el caótico orden de las callejuelas del barrio llegamos al Castillo de San Jorge atravesando su arco.

El Castillo de San Jorge es una fortificación musulmana reconquistada y que cuando Lisboa toma la capital del reino llega a convertirse en Palacio Real. Con el terremoto se destruye y es en el siglo XX cuando es reconstruido.

El precio por entrar al Castillo es de 8,5 euros. Como hemos venido justos de tiempo nos quedamos en los alrededores y si en tu caso has venido con más tiempo entra en él y pasea entre sus once torres, patio de armas y calabozos.

Nosotros seguimos nuestra ruta, ahora hacía el Mirador de Gracia.

Mirador de Gracia

Vista desde da Graça, Lisboa.
Vista desde da Graça, Lisboa.

Estamos a punto de llegar al mirador y nos detenemos un momento para mirar atrás. Esta vista del Caracol da Graça me fascina.

Villa Sousa, Jardín de Augusto Gil. Lisboa
Villa Sousa, Jardín de Augusto Gil. Lisboa.

En la plaza un pequeño jardín, El Jardín de Agusto Gil. Desde aquí nos llama la atención un edificio. Brillan sus azulejos aguamarina en el atardecer de Lisboa, Villa Sousa (Pueblo de los Trabajadores) un antiguo Palacio de Condes.

Iglesia y Convento de Gracia

En el Largo da Graça encontramos el Mirador de la Gracia (Graça), emplazado junto al Convento y la Iglesia.

El convento se construye en el siglo XIII y más tarde la Iglesia que lo acompaña en el XVIII.

El mirador como todos los que hemos visto hasta ahora tiene un encanto especial, pero este cuenta con algo más a su favor, hemos subido para encontrar uno de los miradores más altos de la ciudad. Sus vistas por tanto, aún más maravillosas.

También, algo más amplio que los anteriores te permite sentarte a disfrutar de una espectacular panorámica. Esta vez, de fondo, el Tajo y el puente del 25 de Abril.

Vistas desde el Mirador de Gracia, Lisboa.
Vistas desde el Mirador de Gracia, Lisboa.

Encontramos una terraza y de nuevo música en la plaza junto al Convento y la Iglesia.

Convento e Iglesia de Santa Gracia, Lisboa.
Convento e Iglesia de Santa Gracia, Lisboa.

Visita Lisboa, la ciudad blanca

Visita Lisboa

Esta vez planificatuvisita.com visita Lisboa, expectativas alta sobre la ciudad blanca. Ciudad llena de luz que invita al paseo y a descubrir sus secretos.

En esta entrada te cuento qué ver, ruta por Lisboa en un día, curiosidades  y mi ‘Lisboa, mucho más personal‘ en breve.

Si dispones de pocos días para visitar la capital y sus alrededores, recomiendo centrar tu visita en los barrios más pintorescos de Lisboa. De manera que visitaremos el centro histórico de Lisboa y dejaremos la zona nueva para otra ocasión.

¿Qué ver en Lisboa?

La ruta planificada nos llevará todo el día paseando por esta preciosa ciudad, llena de casas de colores, adoquines adornando sus fachadas y tranvías en un ir y venir de sus calles.

La ruta del día cubre los barrios con más aroma lisboeta de la ciudad: La Baixa, El Chiado, El Barrio Alto y La Alfama.

Por la mañana partimos de la Plaza de Luís de Camoes en Barrio Alto hasta la Plaza del Comercio en la Baixa. Será el momento de hacer una parada para reponer fuerzas disfrutando de la gastronomía portuguesa.

Habremos disfrutado de los Barrio Alto, El Chiado y La Baixa, dejando para la tarde la visita a La Alfama.

Para entender esta ciudad destacaría dos hechos que la marcan claramente.

  • En el 1755 un terremoto sacude la capital, seguido de tsunamis e incendios. La ciudad se destruye por completo, noventa mil personas pierden la vida.
  • La dictadura más larga del siglo XX en Europa.

Barrio Alto

Partimos de la Plaza de Luís de Camoes, límite del Barrio Alto y Chiado.

Esta plaza fue escenario importante en La Revolución de los Claveles, 25 de abril de 1974, caída de la dictadura salazarista. Los militares, acompañados por el pueblo celebraron la victoria en este lugar.

Ahora es punto de encuentro para estudiantes porque esta Plaça de Luís de Camões da acceso a la zona de vida nocturna más importante de la ciudad. Más de 250 bares salpican las callejuelas del Barrio Alto de Lisboa.

Estatua de Luís de Camoes, poeta portugues, en la plaza que lleva su nombre.
Vista de la Plaza de Luis Camoes en Lisboa
Vista de la Plaza de Luis Camoes en Lisboa

Encontramos también, en esta misma plaza, una de las paradas del conocido tranvía turístico número 28, que podéis ver como imagen de portada.

Si tomamos la Rua do Loreto que sale de la plaza veremos desde la parte alta, uno de los elevadores de Lisboa.

Elevador da Bica

Cuatro son los ascensores que ayudan al ascenso de las empinadas calles de Lisboa. El Elevador da Bica parece ser el menos frecuentado por los turistas y es una estampa de lo más pintoresca de la ciudad.

Elevador da Bica en Barrio Alto. Uno de los famosos elevadores de Lisboa
Elevador da Bica en Barrio Alto. Uno de los famosos elevadores de Lisboa

Barrio de Chiado

Definido por algunos como el “Montmartre” de Lisboa, se reconstruyó por completo tras un aparatoso incendio en 1988.

El incendio se inicia en unos grandes almacenes y arrasa el corazón de la Lisboa romántica.

Esta zona era lugar de reunión de intelectuales, ahora llena de comercios. A pesar de esto aún podemos encontrar en algunos de sus rincones algo de ese aire. Antiguos comercios y cafeterías del siglo XX nos ayudan a viajar en el tiempo.

Paramos un momento en Largo do Chiado, dos estatuas encontramos en el Largo. Dos personajes representativos del barrio: António Ribeiro y Fernando Pessoa

En el centro del Largo la estatua de Antonio Ribeiro, poeta satírico y gran imitador de los personajes de la época.

António Ribeiro Chiado
António Ribeiro Chiado

En la terraza de la cafetería ‘A Brasileira’ encontramos a Fernando Pessoa en una estatua de bronce. La mayoría de turistas no se resisten a hacerse una foto junto a Fernando Pessoa.

A la cafetería, inaugurada en el 1905, merece la pena entrar aunque sólo sea  a echar un vistazo. Los tallados de madera en todo el interior te trasladan a otra época.

Café A Brasileira. Inaugurado en el 1905. En su terraza, la estatua de Fernando Pessoa.
Café A Brasileira. Inaugurado en el 1905. En su terraza, la estatua de Fernando Pessoa.

Continuamos Rua Garret y encontramos una de las librerías más antiguas del mundo (acredita un cartel) que siguen en funcionamiento.  Casi tres siglos lleva en funcionamiento ya que fue fundada en el 1732.

Elevador de Santa Justa

Cambia su nombre de Elevador do Carmo a Elevador de Santa Justa, 45 metros de altura que se construyeron como solución para la conexión entre la Baixa y el Chiado. Ahora, atracción turística lisboeta.

Vista del Elevador de Santa Justa, Lisboa.
Vista del Elevador de Santa Justa, Lisboa.

Su diseño es obra del ingeniero Raoul Mesnier de Ponsard, la termina de construir en 1902 y utiliza algunas de las técnicas de grandes construcciones francesas, como la Torre Eiffel. Estructura de hierro que eleva al Barrio Alto para poder disfrutar de unas vistas espectaculares.

Es posible acceder a las vistas sin subir en el elevador, de manera que si únicamente quieres disfrutar de las vistas tienes acceso desde el barrio Alto.

Sino quieres perderte la experiencia de subir en él, el precio ida y vuelta es de 5 euros y da acceso al mirador.

La Baixa

El terremoto destruye prácticamente toda la ciudad. El marqués de Pombal es el encargado de llevar a cabo la reconstrucción, dando nombre a un estilo propio de reconstrucción, el estilo pombalino.

Plaza del Rossio

Plaza del Rossio o Plaza de Don Pedro IV. En ella encontramos la estatua de Don Pedro IV, conocido como Rey Soldado.

Estatua de Pedro IV, el Rey Soldado, en la Plaza del Rossio, Lisboa.
Estatua de Pedro IV, el Rey Soldado, en la Plaza del Rossio, Lisboa.
Cuatro figuras femeninas en la base de la estatua de Pedro IV representan las bondades del Rey. Justicia, pruedencia, fortaleza y templanza.
Cuatro figuras femeninas en la base de la estatua de Pedro IV representan las bondades del Rey. Justicia, pruedencia, fortaleza y templanza.

Desfiles militares, espectáculos, juicios y Autos de fe tenían lugar en esta plaza. Ahora es centro neurálgico de la ciudad, rodeada de bellos edificios de estilo pombalino.

En uno de sus laterales encontramos en el Teatro Nacional Doña María II.

Caminaremos a través de la calle principal de la Rua Augusta.  Esta calle peatonal une la Plaza del Rossio con la Plaza del Comercio. Toda ella empedrada en blanco y negro dará acceso a la majestuoso Plaza del Comercio  a través del Arco del Triunfo.

Plaza del Comercio

Atravesando el Arco del Triunfo, podemos leer sobre él:

VIRTVTIBVS MAIORVM VT SIT OMNIBVS DOCVMENTO

Que las virtudes de los más grandes sean una enseñanza para todos

La Plaza del Comercio, abierta al Tajo. Recordad que a causa del terremoto hubo que reconstruir toda la ciudad.

Plaza del Comercio, Lisboa.
Plaza del Comercio, Lisboa.

En el centro la estatua  de José I, rey portugués al mando durante el terremoto.

En este instante en el que divisas el Tajo desde esta inmensa plaza no puedes resistir la tentación de acercarte su orilla; y disfrutar de las vistas desde dónde se puede ver el puente del 25 de Abril.

Vista del Puente 25 de Abril desde la orilla del Tajo en la Plaza del Comercio.
Vista del Puente 25 de Abril desde la orilla del Tajo en la Plaza del Comercio.