Dunas de Maspalomas

Dunas de Maspalomas, manto de arena

Las Dunas de Maspalomas son un Espacio Natural Protegido.

Campos de dunas, constantemente cambiando de forma; de manera que se convierte en imposible repetir la misma imagen.

Un paisaje insólito muy cerca del océano.

Tan pronto subes a lo alto de una de las dunas no es difícil visualizar el océano Atlántico de un lado y del otro los  resorts que se sitúan frente a este mágico paisaje.

La longitud de esta masa arenosa a lo largo es de unos 3 kilómetros y de ancho unos 2 kilómetros configuran un arenal para soñar.

El acceso

El acceso a las Dunas de Maspalomas puede ser a través de la playa del Inglés.

Andar por la arena no es sencillo, de manera que desayunad bien porque caminar por las montañas de arena es aún más complejo. Y a pesar de la dificultad nadie se resiste a adentrarse en las dunas y subir, bajar, e incluso rodar desde lo alto es una tentación a la que muchos se entregan.

Acceso Dunas Maspalomas
Acceso Dunas Maspalomas

Otra buena opción podría ser a través del mirador del hotel Riu Maspalomas. Desde ahí tienes una buena panorámica de las Dunas de Maspalomas. También, en este mismo lugar se encuentra el centro de información.

Vista de los resorts desde las dunas de Maspalomas.
Vista de los resorts desde las Dunas de Maspalomas.

Formación de las Dunas de Maspalomas

El origen de la formación de las dunas parece estar en un terremoto, el mismo que en Portugal en el 1755 causa la muerte de unas 100.000 personas en Lisboa.

Este mismo desastre natural, podría haber conformado este impresionante paisaje en la costa sur de la isla de Gran Canaria.

Esta es la hipótesis de un estudio del 2011 de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Aunque la teoría aceptada y oficial del origen del sistema, se basa  en la acumulación durante siglos de sedimentos.

Mi compañía

En mi visita a la isla de Gran Canaria me han acompañado mis amigos italianos Mateo, Simone, Mary y nuestro amigo y también guía Isaac.  ¡Gracias por disfrutar estos días junto a mi!

Mi compañía en este viaje de izquierda a derecha, Mateo, Simone, Mary, Isaac (está haciendo la foto).
Mi compañía en este viaje de izquierda a derecha, Mateo, Simone, Mary, Isaac (está haciendo la foto).

 

Ruta a Roque Nublo

Ruta al Roque Nublo, vistas de ensueño.

Visitar Gran Canaria y  sorprenderse de lo que puedes encontrar en esta gran tierra, mucho más que sol y playa.

Gran Canaria es como un pequeño continente. Las diferencias entre norte y sur son tantas que te permite disfrutar en un mismo territorio de paisajes muy diferentes.

En este día visitamos Roque Nublo, símbolo de Gran Canaria. Se encuentra en el municipio de Tejeda.

Roque Nublo es un monolito de casi 80 metros de altura que resiste impasible la erosión y se alza victorioso resistiendo el paso del tiempo. Resto volcánico a 1813 metros del nivel del mar.

Comenzamos la ruta, y sin pausa pero sin prisa en un algo más de un par de horas alcanzaremos nuestro objetivo.

Cruz de Tejeda – Roque Nublo. Dificultad: Moderada. 8,86km. No lineal. 2 horas 34 minutos.

El interior de la isla ofrece alternativas muy interesantes sobre todo para los amantes del senderismo. Ropa cómoda y calzado adecuado y comenzamos la ruta a Roque Nublo.

Es una ruta de senderismo de dificultad moderada, en total recorreremos unos 8,86 kilómetros por parajes de extraordinaria belleza.

En el mapa podéis ver la ruta.

Powered by Wikiloc

LLanos de la pez

Se atraviesa el pinar de los Llanos de la pez.

¡Lo que me gusta a mi un pino! . Resulta que en Canarias hay pinos canarios, que no son igual a los peninsulares.

Entre las características de esta especie se encuentra que sus hojas están unidas de tres en tres en la base.

El pinar es relativamente joven, ya que es una repoblación de los años 50.

La pez es un tipo de brea vegetal con la que calafateaban los barcos que atravesaban el Atlántico o faenaban en las pesquerías de la costa canario-sahariana. De ahí viene el nombre de Llanos de la pez.

El camino se vuelve de piedra en el ascenso a la Presa de Los Hornos. Poco después de pasar la presa, encontramos el Mirador Presa de Los Hornos desde dónde podemos volver el peñón, ahora ya más cerca.

Ascenso a la Presa de Los Hornos. Ruta a Roque Nublo.
Ascenso a la Presa de Los Hornos. Ruta al Roque Nublo.

La gente juega en la presa a subir y bajar sus escaleras,  a esconderse en sus rincones. ¿Jugamos a buscar a Mateo? Como niños…

Presa de Los Hornos, en la Ruta al Roque Nublo.
Presa de Los Hornos, en la Ruta al Roque Nublo.

Degollada de La Goleta, 1579m

Un último esfuerzo una vez llegamos al aparcamiento de la Degollada de La Goleta. Ya en nada alcanzamos la cumbre.

La Goleta. Ruta al Roque Nublo.
La Goleta. Ruta al Roque Nublo.

Y vemos Roque Nublo, y el peñón pequeño a su lado. ¿Adivinamos el nombre? ¿ Qué figura veis en esa roca?

La verdad que sí parece una rana, su nombre: Roque de la Rana.

Vistas de Roque Nublo y Roque la Rana.
Vistas de Roque Nublo y Roque la Rana.

Con imaginación y desde cierta perspectiva y distancia podremos visualizar la Roque del Fraile.

Ahí lo tenemos, acompañando al gran Roque Nublo y su hermano pequeño el Roque de La Rana, tenemos al fraile que guarda sus confesiones y las de la gente que quiera en él confiar.

Roque del Fraile. Roca monolítica en la cumbre grancanaria.
Roque del Fraile. Roca monolítica en la cumbre grancanaria.

 

 

Algarve en coche 4 días

Ruta en coche por las playas del Algarve. Cuatro días.

En esta entrada planifico una ruta en coche por las playas del Algarve. Cuatro días intensos por la zona sur de Portugal.

Nos esperan sol, arena, rocas, acantilados, agua del mar, conchas, paseos, sonrisas, buena comida. El resumen de unas maravillosas vacaciones en la costa.

Y empezamos. Leyendo y releyendo para preparar las vacaciones y es que he decidido visitar el Algarve y para disfrutar al máximo, un poco de planificación no viene nada mal.

El Algarve son 170 km de costa  desde la frontera con España al límite con el Océano Atlántico. Bien, tenemos cuatro días por delante para descubrir este paraíso de playas y acantilados.

La ruta que planifico comienza cerca de la frontera con España hasta la zona más occidental del Algarve, recorremos la Ría Formosa, Lagos y Portimao.

Día 1: Isla de Armona, Ría Formosa

Esta zona fue una auténtica sorpresa. Mi reserva del alojamiento fue en un lugar un tanto alejado de lo típico en la zona del Algarve. Pero lo que había leído de esta zona me dio el palpito que sería sorprendente.

Y así fue, nos alojamos en Fuseta, un pueblito pequeño con su aire y costumbres de pueblo pesquero portugués. El alojamiento es barato y el lugar pintoresco y muy tranquilo.

Mi recomendación es visitar la zona de la Ría Formosa. De manera que puedes visitar cualquiera de las islas que pertenecen a este paraíso. Cinco islas, de este a oeste: Cabanas, Tavira, Armona, Culatra y Barreta; estas son las islas que forman la Ría Formosa. Es imprescindible en tu viaje visitar alguna de ellas.

En mi caso, y absolutamente encantada con la zona, Fuseta nos dio la oportunidad de acceder a la Isla de Armona.

Arenales casi vírgenes, absolutamente increíble. El acceso en ferry de apenas 15 minutos desembarca en la Isla. Ya sólo te queda disfrutarla al máximo.

Isla de Armona, Algarve

Día 2 y 3: Las playas de Layos

Nos despedimos de la Isla para ir a visitar Lagos. Lagos tiene unas bonitas calas y una playa inmensa.

De manera que dedicamos un día a realizar una ruta por las calas de la zona: la Playa dos Estudantes, la Playa do  Pinhao, la Playa Dona Ana y terminamos la tarde viendo el atardecer en la Playa do Porto de Mós.

Son todas preciosas y ni los lugareños se decantan por una concreta.  Cada una tiene su encanto. Yo me decanto por Pinhao, tiene algo especial, pequeña, muestra toda su belleza cuando te sientas frente al océano en su arena.

Las playas de Lagos

El día siguiente lo dedicamos a relajarnos en Meia Praia, 4 kilómetros de playa que son la continuación natural de la playa de Alvor. Perfecta para pasar un día playero en toda regla.

Día 4: Portimao

Y ya en Portimao, resaltar para los que buscan barullo han de alojarse en la zona de costa con su famosa playa da Rocha.

El centro de Portimao es muy tranquilo y se mantiene alejado del turismo.

Portimao, Algarve

Y aquí terminamos la ruta en coche por las playas del Algarve, con ganas de volver porque nos han quedado sitios por visitar, pero creo que ha sido muy completa y la he disfrutado al máximo.